Viernes, 4 de abril de 2014
 

DISCRIMINACIÓN. El magistrado Soto, es investigado por el Ministerio Público.
DISCRIMINACIÓN. El magistrado Soto, es investigado por el Ministerio Público.

NO SE PRESENTÓ A UNA AUDIENCIA

Un juez declara rebelde al tribuno Ricardo Soto

Un juez declara rebelde al tribuno Ricardo Soto



El Magistrado del Tribunal Agrario es investigado por supuesta discriminación a denuncia de su colega, Cinthia Armijo

Henry A. Aira Gutiérrez

El decano del Tribunal Agroambiental (TA), Ricardo Soto, fue declarado rebelde por no haberse presentado a una audiencia en el Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal de la Capital dentro de la denuncia de discriminación interpuesta por su colega magistrada Cinthia Armijo.
La Magistrada planteó querella penal por discriminación en contra del decano Ricardo Soto, y el martes se instaló la audiencia en el Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal para resolver el incidente de excepción de declinatoria de jurisdicción presentada por el Ministerio Público.
El juez René Conde informó que en la audiencia por secretaría se verificó que todos los sujetos procesales fueron notificados, pero en sala sólo estuvieron presentes la víctima y los representantes del Ministerio Público; estuvo ausente el magistrado Soto pese a que fue citado como ordena el procedimiento, en su domicilio procesal.
Ante la ausencia, el Ministerio Público y la defensa de la víctima solicitaron al juez declarar en rebeldía al magistrado.
“El artículo 87, numeral uno señala que cuando la persona procesada no concurra al llamado de la autoridad judicial debe ser declarado rebelde y eso es lo que ocurrió y tiene un tiempo para justificar su ausencia; caso contrario se podría librar un mandamiento de apremio”, manifestó Conde.
A decir del juez, en esta cita, las partes en proceso y el Ministerio Público deberían producir prueba sobre el incidente de declinatoria de jurisdicción, sin embargo este actuado quedó pendiente hasta una próxima audiencia que aún no tiene fecha.
Por su parte, Armijo lamentó la ausencia del magistrado Soto en la audiencia y que “como autoridad obstruya la audiencia”.
“Estos procesos están siendo llevados de una forma muy extraña, yo estoy muy preocupada (…) sigo sufriendo agresiones, no sólo por Soto sino por Bernardo Huarachi, que como Presidente debe de resguardar la integridad de los magistrados pero esto no sucede”, manifestó.
Este medio de comunicación intentó una respuesta de parte del magistrado Soto, pero su teléfono celular estaba apagado, y en su oficina dijeron que estaba en otros quehaceres.


LA DENUNCIA
En agosto de 2013, Armijo presentó una denuncia por discriminación a la Comisión de Justicia Plural, Ministerio Público y Defensa Legal del Estado, en contra de su colega Ricardo Soto, que dispuso para que la justicia ordinaria investigue el tema.
La víctima amplió la querella por acoso y violencia política, la misma que no fue considerada.
A decir de la denunciante, al fiscal que lleva el caso presentó pruebas plenas como cartas que mandó Soto, insultándole y agrediéndola.
El martes se desarrolló una audiencia para que el juez resuelva un incidente que pide la declinatoria de jurisdicción y el caso vuelva a ser tratado en la Asamblea Plurinacional.