Miércoles, 28 de mayo de 2014
 

CÁRCEL. Jueces determinaron sancionar con pena máxima a padrastro violador.
CÁRCEL. Jueces determinaron sancionar con pena máxima a padrastro violador.

EL HECHO OCURRIÓ HACE SIETE MESES ATRÁS

Padrastro violador de niño estará 20 años en el penal

Padrastro violador de niño estará 20 años en el penal

Luego de siete meses de cometido la violación a un niño de dos años y medio por parte de su padrastro, el agresor fue sentenciado por el Tribunal Segundo de Sentencia de la Capital a 25 años de prisión sin derecho a indulto.
La coordinadora de las Defensorías de la Niñez y Adolescencia, Verónica Medrano, informó que el pasado miércoles en la tarde, se leyó la sentencia para el padrastro acusado de violación a un niño el mes de octubre de 2013.
Los jueces técnicos y ciudadanos determinaron otorgar 25 años de cárcel sin derecho a indulto, en cumplimiento al Código de Procedimiento Penal en su artículo 308 bis.
Medrano dijo que se dio 20 años por la comisión del delito de violación y sumaron cinco años más por la agravante de que era un niño de dos años y medio.
Luego del fallo, el agresor volvió al penal San Roque donde desde octubre de 2013, está detenido preventivamente; esta vez regresa como sentenciado, aunque para que se ejecutoríe la sentencia faltan otros recursos que tienen las partes como la apelación y la casación.
A decir de la autoridad, el juicio fue acelerado ya que en casi dos meses se logró sancionar al padrastro agresor.
“Estamos conformes con la sentencia, a pesar que antes (del juicio), la Fiscalía nos dijo que vayamos a un proceso abreviado pero esto significaba reducir la pena y como Defensoría la posición fue ir a juicio y que se emita la máxima pena”, manifestó.


EL CASO
El mes de octubre de 2013, la madre denunció que su hijo de dos años y medio fue violado por su padrastro.
El mismo mes, el agresor fue cautelado y remitido al penal San Roque con detención preventiva.
El niño luego del vejamen fue sometido a terapia psicológica junto a la madre y ahora, intentan rehacer sus vidas, dijo Medrano.