Viernes, 6 de junio de 2014
 

ENTRE COLUMNAS

TSE hace dibujo libre

TSE hace dibujo libre

Rodolfo Mier Luzio.- Sólo bastaron algunos bloqueos y protestas de los ya famosos “movimientos sociales” para que el Tribunal Supremo Electoral vuelva sobre sus pasos y modifique lo que los vocales aprobaron en sala plenas, poniéndose así en evidencia que lo que deciden pueden modificarlo al capricho de quienes están apoyando abiertamente a la fórmula oficialista.
Ellos (los de TSE) por lo visto pueden hacer lo que quieran con el padrón electoral y las circunscripciones. Para esas autoridades, sin embargo, son sólo “ajustes” que, según ellos, se enmarcan en la ley.
Para una institución de tanta importancia, como es el Tribunal Supremo Electoral, especialmente para la vida democrática de nuestro país, se constituye en un acto que, primero, le quita toda autoridad moral para llevar adelante elecciones transparentes, creíbles y, sobre todo, con una fórmula democrática a toda prueba.
Hacer dibujo libre es como decir ‘nosotros, el tribunal supremo electoral (así con minúsculas) hacemos lo que se nos viene en gana’, cerrando así, el círculo de instituciones del Estado que obedece al oficialismo.
Como dijo coherentemente el jefe de bancada de un partido de oposición: “Queda confirmada la doble moral y el cálculo político electoralista del TSE cuando los vocales electorales determinaron en resolución de su sala plena que no realizarían ninguna modificación al nuevo mapa electoral. Sin embargo, estructuras sindicales campesinas le tuercen el brazo al TSE modificando el mapa de circunscripciones en municipios rurales de La Paz, Potosí y Chuquisaca, retornando al anterior mapeo electoral, modificando su fórmula de distribución”.
Lo que pregonan los candidatos del oficialismo y sus seguidores en sentido que reelegirán a Evo Presidente y a Álvaro García Linera como vicepresidente, al paso que vamos, es lo único seguro. Porque, como se está armando toda la farsa electoral, resultará que lo más difícil será perder, más aún si hasta los que hasta hoy se denominan “oposición” les son de gran ayuda.
No vaya a ser que cuando se den a conocer los resultados de la votación en octubre, al TSE se le ocurra hacer, también, dibujo libre, por sí algo no les salga tan bien como pensaban.
El hacer “dibujo libre” en estos casos es, en realidad, hacer lo que uno quiere. Lo demás es lo de menos.
Por lo menos…esa es mi opinión.