Los chuquisaqueños Maykel Auza y María Luz Álvarez participarán de los Juegos Deportivos Bolivarianos de Trujillo.
Los chuquisaqueños Maykel Auza y María Luz Álvarez participarán de los Juegos Deportivos Bolivarianos de Trujillo.

Sucre sigue dando judocas a la Selección

Sucre sigue dando judocas a la Selección

Eddy Veizaga / CORREO DEL SUR

A pesar de haber restado el número de deportistas con relación a los pasados Juegos Deportivos Bolivarianos (Sucre 2009), Chuquisaca continúa aportando con atletas a la selección boliviana de judo, que en noviembre próximo asistirá a la justa bolivariana de Trujillo (Perú).
En 2009, Chuquisaca aportó con seis judocas al equipo Bolivia, que en esa oportunidad estaba compuesto por 14 integrantes; empero, para esta oportunidad, la Capital solamente inscribió a dos atletas a la selección conformada por ocho peleadores.
María Luz Álvarez y Maykel Auza son los judocas capitalinos que lograron clasificar al combinado nacional, luego de dos eventos nacionales y un campamento de evaluación.
De acuerdo a la información proporcionada por el presidente de la Asociación Departamental de Judo, Adrián Ávila, para el certamen bolivariano de Perú la Federación Boliviana organizó dos eventos nacionales en la categoría Mayores, uno en Potosí y otro en Santa Cruz.
De igual manera, convocó a un campamento de evaluación, donde los deportistas fueron sometidos a pruebas físicas y técnicas. Esta última actividad se cumplió entre el 26 y 29 de septiembre, en la capital oriental.
Al final de esta última actividad evaluativa, la Federación emitió la lista de los deportistas seleccionados para los Bolivarianos de Trujillo.
Álvarez representará al país en la categoría 52 kilogramos femenino, mientras que Auza lo hará en 55 kilogramos masculino.


EN MEDIO CAMINO
Los capitalinos Moisés Osina y Juan Pablo Guzmán no pudieron acceder al equipo Bolivia, ya que no les alcanzó la puntuación luego de los tres evaluativos.
La decepción fue mayor para Guzmán, quien ya participó de los Bolivarianos en Sucre y que no pudo estar en el primer evaluativo, debido a que se encontraba en Barcelona (España) gozando de una beca deportiva que le otorgó la Federación Boliviana de Judo.