[email protected]

Doing Bussiness 2013: Bolivia

Doing Bussiness 2013: Bolivia

Arturo Yáñez Cortes.- El Banco Mundial acaba de publicar la 10ª edición de su informe “Doing Bussiness 2013” (Haciendo negocios), cuyo resumen es accesible en http://bit.ly/QDpePF . Compara las regulaciones empresariales de 185 economías (entre ellas la nuestra), analizando las regulaciones que se aplican a las empresas, incluyendo su creación y operación, comercio transfronterizo, pago de impuestos y protección de inversionistas.
El reporte sostiene que los emprendedores locales en los países en desarrollo consideran que hacer negocios es más fácil hoy que hace diez años, lo que evidencia el progreso significativo logrado en mejorar las prácticas del entorno regulatorio a nivel global, beneficiando a emprendedores de todo el mundo, ya que por ejemplo desde 2005 el tiempo medio requerido para crear un negocio bajó de 50 a 30 días y en economías de renta media-baja el promedio se redujo a la mitad; en los últimos ocho años el tiempo medio para transferir propiedad bajó 35 días, de 90 a 55, y el costo medio disminuyó en 1.2 puntos porcentuales: del 7.1 por ciento del valor de la propiedad al 5.9 por ciento; en el mismo lapso, las mejoras para simplificar el pago de impuestos han reducido en 54 horas el tiempo anual estimado que se requiere para pagar los tres tipos de impuestos medidos (impuesto sobre beneficios, trabajo y consumo), y en el transcurso del último año, 108 economías implementaron 201 reformas que facilitaron hacer bussiness.
El ranking de los mejores países en facilidad de hacer negocios está encabezado por 7º año consecutivo por Singapur, seguido por Hong Kong SAR (China); Nueva Zelanda; Estados Unidos; Dinamarca; Noruega; Reino Unido; Corea (obviamente del Sur); Georgia y Australia. Entre las economías que más progresaron en la facilidad de hacer negocios en el último año, están Polonia, Sri Lanka, Uzbekistán, Burundi, Costa Rica, Mongolia, Grecia, Serbia y Kazajistán.
¿Cómo esta Bolivia? Ocupa dentro del ranking el puesto 155 de los 185 medidos, superando en Sudamérica sólo a Venezuela que está en el 180; Chile es el mejor situado (37) seguido por Perú (43) y Colombia (45). En la parte baja de la tabla, antes de nosotros está Ecuador (139); Brasil (130); Argentina (124) y Nicaragua (119).
Y aunque no faltará quienes le endilguen los adjetivos de siempre al Banco Mundial e incluso, aunque usted no lo crea, el Presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ha rechazado esas conclusiones manifestando su desacuerdo sobre la metodología utilizada –¿padecerá de alguna variante en versión plurinacional del Síndrome de Estocolmo?–, afirmo que más allá de las simpatías o antipatías con los auspiciantes del informe, lo relevante es que según esos resultados los países que forman parte del socialismo del Siglo XXI ocupan la cola para hacer negocios. ¿Facilitamos el emprendedurismo o esperamos todo del “poderoso” Estado? ¿Existe seguridad jurídica para invertir y crear empresas? ¿Los tribunales son independientes o están sometidos al poder político? ¿El ciudadano está en plano de igualdad frente al Estado o es que el Estado nunca debe perder, aunque no tenga razón, haya actuado abusiva o ineptamente? Algo debemos estar haciendo mal para crear riqueza y luego recién pensar en repartirla, pues hasta donde se sabe, esa es la mejor forma de superar los índices de pobreza y no perpetuarla por los siglos de los siglos, por muchos discursos y propaganda que se repitan sistemáticamente, ya que como dijo Winston Churchill: “La única manera de acabar con la pobreza es generando riqueza, no distribuyendo miseria”.