DESOLACIÓN. Una mujer atraviesa el río con su bebé en una aldea costera de Filipinas.
DESOLACIÓN. Una mujer atraviesa el río con su bebé en una aldea costera de Filipinas.

AUTORIDADES HABLAN DE MÁS DE DIEZ MIL MUERTOS

Haiyan destruye Filipinas

Haiyan destruye Filipinas

Países del área toman medidas ante la amenaza del fenómeno climático

Manila/EFE

Haiyan, el tifón más potente del año, dejó un reguero de desolación a su paso por la región central de Filipinas, donde las autoridades locales estimaron ayer que murieron más de 10.000 personas.
El tifón, bautizado con el nombre de Yolanda por las autoridades filipinas, destruyó entre el 70 y el 80% de la población de Tacloban, capital de la provincia de Leyte, con una población de 220.000 personas, indicó a los medios el jefe de la Policía regional, Elmer Soria.
"Según las estimaciones de la gobernación provincial, habrá unas 10.000 víctimas mortales" solo en la isla de Leyte, declaró Soria.
"La devastación aquí es absoluta", dijo el ministro de Interior, Manuel Roxas, tras arribar a Tacloban, la población más castigada por el fenómeno meteorológico, a unos 580 kilómetros al suroeste de Manila.
Además de las muertes provocadas por la caída de objetos a raíz del fuerte viento, con rachas superiores a los 300 kilómetros por hora, una repentina subida de la marea y el fuerte oleaje, similar a un tsunami, parece haber sido la causante de la mayoría de decesos.
La Cruz Roja filipina estimó que el número de fallecidos rondaría los 1.200, mientras la últimas cifras del informe del Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino habla de 151 muertos.
Asimismo, hasta cuatro millones de niños pueden haber quedado afectados en Filipinas por el tifón.
El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) indicó que está acelerando el envío de suministros de urgencia a las zonas de Filipinas más afectadas por el desastre, que golpeó al país el pasado jueves.
Por su parte, China activó la alerta roja, la de mayor gravedad, después de que una embarcación con seis tripulantes desapareciera en el mar del Sur del China a causa de este fenómeno.
El gran oleaje provocado por la cercanía del tifón causó ocho muertos y 8 heridos en la isla de Taiwán, informó la agencia oficial china Xinhua.
El suceso ocurrió el sábado, cuando un grupo de hasta 26 personas asistía a un curso universitario en un parque geológico cercano a la costa noreste de la isla.
Asimismo, las autoridades de Vietnam evacuaron a unas 600.000 personas ante la llegada del tifón y que alcanzará hoy lunes las costas vietnamitas, informaron fuentes oficiales.
Al menos cuatro personas murieron mientras se encontraban preparando sus hogares para la llegada del fenómeno meteorológico.